Retroceso

No sé si a ustedes les ocurre, pero, aunque soy una mujer de muy buen ánimo, la alergia primaveral me lleva a vivir, durante unos días, en un constante aturdimiento, con unos ojos lacrimosos, cuyos párpados superiores necesitan encontrarse constantemente con los inferiores. Peleaba con esta apatía delante del ordenador, cuando mi vecina (hacía ya dos semanas que no hablaba con ella) llega a mi casa y me comenta que, al poner la televisión, se ha llevado una tremenda impresión: en TVE2 ve una escena en la que Franco está entregando al tenista Santana, la copa del trofeo de Wimblendon, ganado en el año 1966. “Creía, por un segundo, que habíamos retrocedido en el tiempo”, me dice, siendo ya muy consciente de que se trataba de la reposición del “NO-DO” (tremendo noticiero oficial de propaganda de la dictadura franquista, que teníamos que ver obligatoriamente en el cine hasta el año 1975). Yo le contesto que, aunque aclarada su sorpresa, hay actualmente motivos de sobra para preocuparse por el retroceso de la sociedad española, ya que, al igual que el objetivo del NO-DO era producir en la ciudadanía esa especie de letargo que me provoca la alergia, en este momento, el Partido Popular pretende introducir, con la fuerza de su mayoría absoluta en el parlamento, un modelo ideológico conservador, muy alejado de la realidad social de nuestro país. Y lo explico a continuación.

 

nodo (1)

 

El PP nos hace volver atrás en el tiempo en hechos tan evidentes e innegables como la durísima reforma laboral, la destrucción gradual de la Ley de Dependencia, la pérdida de la universalización en la sanidad pública, la disminución de las ayudas a los desempleados, etc, etc, que nos están haciendo retroceder a una España de hace 40 años. Pero hay otras medidas, que se están llevando a cabo de una forma algo más velada y que me recuerdan a una época de mi país a la que, bajo ningún concepto deberíamos volver.

DERECHOS DE LAS MUJERES: eliminación del Programa Educa3 para la etapa de 0-3 años, que tenía el objetivo de dar respuesta a la necesidad de conciliar la vida familiar, personal y laboral; una reforma laboral que dificulta las negociaciones entre empresario y trabajador para conseguir dicha conciliación; la supresión de la cotización a la seguridad social de los cuidadores (en su mayoría mujeres) de familiares dependientes; recortes en programas de prevención y atención de la violencia machista (por desgracia, tan de actualidad) y el ya cansino debate de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que, según las encuestas, no suponía ningún cuestionamiento para la mayor parte de la población y que el gobierno pretende modificar para contentar al sector más ultraconservador de su electorado.

LIBERTAD DE INFORMACIÓN EN LA TELEVISIÓN PÚBLICA. Desde hace ya más de un año han sido varias las declaraciones realizadas por diferentes profesionales de RTVE, denunciando las injerencias del PP en la independencia de las noticias. Hasta el Consejo de Europa, en un informe sobre los medios de comunicación del año 2012, ha destacado la preocupación sobre la presión política de algunos países (entre ellos, España) en la independencia y la libertad de los medios públicos.

EDUCACIÓN. Entre otras cosas (que ya detallaré en mi próximo artículo), la introducción de la Religión como asignatura de oferta obligatoria para los centros y con carácter evaluable (por cierto, medida rechazada por un 70% de la ciudadanía); las referencias constantes del sentimiento “patrio” y la españolidad, por parte de los dirigentes del PP (léanse algunas declaraciones de Mª Dolores de Cospedal o del propio ministro Wert) cuando se habla de la LOMCE, o el apoyo con financiación pública a las escuelas separadas por sexos, me recuerdan a un modelo educativo que, por mi profesión, he estudiado muy bien y al que, les aseguro, no me apetece nada volver.

 

elNodoDeRajoy

 

Y otros “pequeños detalles” como rechazar la declaración del 18 de julio, día de la condena de la dictadura; emitir en el telediario de TVE1 un reportaje sobre la forma en la que deben vestir nuestras hijas para no provocar a los demás; la marcha masiva de españoles a otros países en busca de un futuro laboral (la mal llamada “movilidad exterior” de Fátima Báñez) o considerar a través del BOE a la asociación de ultraderecha “HazteOír” (totalmente antiabortista y en contra de los matrimonios homosexuales, por “romper la familia”) de interés público, son los que están haciendo que en mi país revivan imágenes que pensaba que ya sólo servían para series de televisión.

Gloria Rojas
Publicado en El Faro / 27 de mayo de 2013

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: